Multipotenciales

Qué es un multipotencial

Emilie Wapnick describe en una charla TED de 2015 a las personas multipotenciales.

Frente al concepto cultural imperante de que cada individuo tiene que convertirse en especialista en una única cosa, defiende que otras personas tienen diversidad de intereses y quieren desarrollar múltiples actividades creativas con independencia del resultado obtenido.

Desde el primer momento en el que visualicé este video me sentí identificado con la multipotencialidad; que me genera dificultades a la hora, por ejemplo, de lograr un posicionamiento claro y efectivo en los mercados de mi interés.

Tanto que a veces soy incluso incapaz de describirme en pocas palabras y de una manera mínimamente coherente: ¿soy abogado inmobiliario, gestor de propiedades, experto en marketing, aprendiz de pintor, constructor de páginas web, aspirante a ministro, escritor?

Con todo y con ello, de la misma manera, estoy convencido de que la mayoría de personas, siguiendo esta idea, terminaría considerándose a sí mismas como multipotenciales.

Pero una cosa es ser curioso, tener interés por aprender, y otra bien distinta, tener la potencia intelectual y las habilidades suficientes para llevar a cabo todos los intereses de una manera destacable.

Es decir, una persona puede tener vocación de violinista, ser un inquieto de las matemáticas y estar interesado en el estudio del comportamiento de los osos polares.

Todo muy loable.

Pero desde mi punto de vista, en ello no hay ninguna excepcionalidad (sí, mucha gente tampoco la pretende) salvo que fuera considerado como una referencia en las tres actividades y desarrollara dichas competencias a un alto nivel.

En internet se replica con escasa innovación argumental la idea de que Galileo Galilei, Leonardo Da Vinci, Bill Gates, Richard Branson o Elon Mask son exponentes de la multipotencialidad.

Y lo son.

Aunque si se habla de ellos en los libros es porque supieron ser referentes desde la excelencia en varias materias científicas, tecnológicas, humanísticas y/o económicas.

Multipotencialidad no es multitarea

En inglés, multitasking es la capacidad del ser humano para realizar varias cosas a la vez en pro de una mayor productividad; sin perjuicio de que se estudia todavía si es beneficiosa para el desarrollo cerebral, así como si es una dinámica eficiente.

Ejemplo. Redacto un contrato de arrendamiento a la vez que resuelvo varias llamadas telefónicas de clientes.

La multipotencialidad está de moda

En el ámbito de la psicología están hoy en auge los aspectos relacionados con la inteligencia emocional, así como del desarrollo. Y a los humanos nos encanta etiquetarnos y alimentar nuestro sentido de pertenencia.

Máxime si nos identificamos con genios como los señalados.

Por lo que cada vez somos más los individuos a los que nos encanta etiquetarnos públicamente como multipotenciales.

Aunque me da a mi que esto es algo parecido a lo de los horóscopos. Siempre encontramos algo en la descripción semanal de nuestro signo del zodiaco que representa nuestras vivencias; lo que sirve para que algunos hagan caja a costa de la necesidad de guía que tenemos como seres humanos.

Con todo y con ello, ser multipotencial está de moda. Y no solo porque tengamos súper poderes.

Y no digo yo que no genere ventajas entenderse mejor a uno mismo con la finalidad de poder edificar un mejor futuro personal y profesional. Sobre todo si como personas con mayor propensión a la dispersión, se nos proporcionan herramientas para ello.

Pero la mayoría de quienes levantan la bandera pirata de la multipotencialidad no pasará del aprendiz de mucho y maestro de nada que tan bien recoge nuestro refranero.

Y aunque actualmente no está claro si la ventaja competitiva desde el punto de vista laboral es para el especialista, el generalista o el que adopta posiciones intermedias, lo más probable es que la relevancia grupal y la satisfacción individual de quien sabe que tiene diversas inquietudes o vocaciones se producirá en mayor grado si se evoluciona hacia el polímata o experto multidisciplinar.

Del multipotencial al multiexperto

Sin duda, la multipotencialidad es la base del experto multidisciplinar.

Pero ni mucho menos cualquier inquieto será considerado como experto o persona de amplio conocimiento o alta competencia en diferentes materias.

Con todo ello, surgen cuestiones como las siguientes.

¿Qué hace que una persona llegue a ser considerada experta en varias áreas?

¿Desarrolló desde su niñez de manera simultánea todos los intereses o, por contra, primero se focalizó obsesivamente sobre una sola actividad y cuando consiguió el éxito en ella, fue pasando a otras de manera acumulativa?

¿Existen puntos de conexión entre todos sus ámbitos de conocimiento que después llevan a un aprendizaje exponencial en cada uno de ellos y en el conjunto?

¿Relaciona unas materias con otras o las aborda de una manera absolutamente estanca?

¿Ejecuta acciones estratégicas para posicionarse como experto en diferentes asuntos o su posicionamiento es fruto de un don natural?

¿Todos los genios son expertos en diferentes disciplinas?

¿Todas aquellas personas que son expertas en diferentes disciplinas son genios?

¿Hacen falta tener especiales cualidades intelectuales para ser experto en múltiples disciplinas o cualquier persona puede llegar a ser multiexperta?

¿Cómo?

¿El futuro está en la singularidad profesional?

Gran parte de los recién nacidos trabajará en «una profesión aún no inventada«.

Ya que si bien esta circunstancia ha sido una constante histórica, sobre todo en coyunturas de cambio como la revolución industrial, el desarrollo tecnológico del presente siglo va a producir un proceso muy acelerado de desaparición y aparición de espacios ocupacionales que se adapten a las necesidades del momento.

Pero además, en un tiempo como el actual, en el que la mayoría de los puestos de trabajo son planificados para ser ocupados por personas fácilmente sustituibles y en el que con motivo de la globalización las empresas «se reestructuran, deslocalizan, automatizan sus procesos productivos o simplemente cierran al no poder hacer frente a la competencia» (por lo que cada vez será más excepcional que un individuo despliegue toda su trayectoria laboral en una sola compañía), se hace preciso potenciar «un futuro propio a través de un oficio, profesión o especialización diferente«.

Y aquél es precisamente el objetivo que persigue Sergio Bulat con su obra El arte de inventarse profesiones. Incentivar la máxima singularidad laboral. Tanto que propone crear un nuevo espacio profesional tan característico que permita al individuo ser identificado por el mercado como la referencia en su nicho. O simplemente ponerle nombre a una actividad que ya existe pero que todavía no ha sido conceptualizada o asumida como tal.

Para este autor, en el proceso será conveniente combinar «especialización con generalización, de manera que nos permita trasladar aspectos de un terreno a otro para crear combinaciones únicas en las que la suma de las partes multiplique los resultados; lo que nos brindará importantes ventajas competitivas«.

Lo anterior, teniendo en consideración además que existe un desfase entre muchas de las necesidades de la empresa (en cuanto a qué tipo de puestos requiere cubrir para asegurar su competitividad y producción) y la oferta de la universidad; lo que debe ser enfocado como una oportunidad por parte de aquellas personas que sin alejarse de la formación reglada, detecten un nuevo camino profesional que les permita destacar y aportar valor desde el punto de partida de la innovación y creatividad.

Evidentemente, el éxito de todo ello estará no sólo en centrarse en ámbitos que resulten rentables y escalables, sino también en aquellos en los que el individuo disponga de los conocimientos, la experiencia e inquietudes requeridas. Sin obviar que a la vez hay que «saber mostrar, explicar y vender a los demás nuestra idea diferente«.

Al respecto sin duda, Internet se erige como una efectiva herramienta que nos permitirá efectuar una previa labor de prospección de mercado. Para conocer qué existe actualmente en nuestras áreas de interés, qué demandan las empresas y qué estamos dispuestos a ofrecerles. Pero a su vez la Red es una magnífica plataforma para comenzar a validar la idea con pocos recursos económicos así como para promocionarla desde el enfoque de nuestra marca profesional.

Deja un comentario

Los datos recogidos mediante este formulario son responsabilidad de ZEREP CAPITAL CB para gestionar los comentarios del usuario; que legitima dicha recepción y acepta la política de privacidad con su consentimiento expreso. Serán ubicados en los servidores de RAIOLA NETWORKS (LUGO). Pueden ejercerse en todo momento los derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad, supresión y oposición a través del correo hola @vidaenprogreso.com.

He leído y acepto la política de privacidad. *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, LSSI y protección de datos. También se informa que este sitio participa en el programa de afiliación de amazon. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies